Tratamiento de Parafina

La parafina está indicada para aportar una hidratación intensa a las capas profundas de la piel. Se utiliza comúnmente en el ámbito de la fisioterapia, la rehabilitación y la estética, esta última gracias a que sus propiedades hidratan, nutren y dan luminosidad a la piel.

  1. Esperamos a que la parafina se muestre completamente en estado líquido y la dejamos reposar para que la temperatura baje y pueda ser aplicada en la piel.

  2. Una vez conseguida la temperatura adecuada, sumergimos las manos durante 5 segundos. Deberás realizar el mismo proceso unas 3 o 4 veces, hasta que se aprecie una capa gruesa de producto sobre las manos.

  3. El siguiente paso en el tratamiento de parafina para manos o pies es cubrir estas con papel film o transparente envolviéndolas completamente.

  4. Vuelve a cubrir tus manos con las manoplas y espera 20 minutos, de esta forma se mantendrá el calor.

  5. Cuando transcurra el tiempo fijado, retira las manoplas y el papel film. Después, ve quitando la parafina poco a poco.


Beneficios de la parafina

  • Hidrata y nutre

  • Cura piel agrietada

  • Fibromialgia

  • Artritis Reumatoide

  • Otros puntos de dolor en el cuerpo, derivados de una lesión.