Microblanding

Con el Microblading todo son ventajas; disfrutarás de una mirada perfecta, más luminosa y diseñada en relación a las facciones de tu cara. ¡Y podrás olvidarte del maquillaje durante un año!


El Microblading es una técnica de maquillaje semi-permanente de cejas que se lleva a cabo mediante el trazado pelo a pelo. Ello nos permite modificar tanto la forma como el color de las cejas. Los antiguos tatuajes han quedado atrás, el Microblading es el tratamiento estético que recrea el pelo de la forma más natural. El resultado es increíble y está indicado también para aquellas personas que quieran aumentar la densidad de las mismas.

¿Cómo se efectúa esta técnica?

No es nada más que la última versión del maquillaje semi-permanente. Consiste en la pigmentación de la epidermis a través de un trazado que se realiza con micro agujas que diseñan pelo a pelo las cejas, dándoles forma, color y espesor.

Los profesionales que realizan esta técnica eligen el pigmento adecuado en base y en armonía al tono de piel y pelo la persona, y la tinta se va depositando en las capas más superficiales de la piel. Es una técnica parecida a la del tatuaje, en el Microblading la tinta no penetra a la misma profundidad en que lo haría si fuera un tatuaje, sino que es más superficial, y por ese motivo acaba desapareciendo con el tiempo. No es un tatuaje al uso, por eso hablamos de maquillaje semi-permanente. Su duración dependerá de varios factores, entre ellos, del tipo de piel de la persona. Normalmente, el proceso se tiene que repetir al cabo de entre 10 meses y 2 años para que la ceja vuelva a recuperar intensidad, pero desde le momento en el que se utilizan micro agujas, el resultado del trabajo es mucho más limpio y preciso. EL Microblading además nos da la posibilidad de recrear el efecto sombra del pelo para que la ceja parezca mucho más natural y tridimensional.

¿Por qué escoger esta técnica?

Una ceja definida y cuidada es mucho más bonita, muchas veces, por causas diversas, nos encontramos con el efecto de la ceja despoblada y nos vemos obligadas a maquillarlas a diario para rellenar esos huecos visiblemente anti-estéticos, con el fin de conseguir un aspecto más homogéneo. Con el Microblading nos olvidaremos de todo. Es ideal si quieres tener las cejas espesas y perfectamente dibujadas con una mejor definición de la forma y conseguir que visualmente tengan mayor volumen.

En ambos casos, antes de proceder, se decide la forma deseada efectuando un dibujo en la propia ceja, de esta forma es posible visualizar “por adelantado” el resultado final y valorar posibles cambios.​

Aspectos a tener en cuenta antes de someterse al Microblading:

La preparación de la piel es muy importante. Debe estar sana, es decir, no debe encontrarse en un proceso de regeneración ni debe estar dañada. Si existe eczema, dermatitis seborreica, acné o cualquier tipo de daño en la zona a tratar, desde siete días antes al tratamiento, la clienta deberá aplicarse una crema específica que podrá adquirir en el centro, y que eliminará estos problemas.